Miércoles, 09 Julio 2014 10:55

OPINIÓN: Seguimos a la espera

Valora este artículo
(1 Voto)

En lo que llevamos de año, hemos oído decir en numerosas ocasiones a las autoridades del Ministerio de Cultura que pronto tendríamos una Ley de Propiedad Intelectual, que sumada a la aprobación del Código Penal darían a los jueces las herramientas apropiadas para acabar con la piratería en España. Lo han dicho por activa y pasiva en mesas redondas y reuniones con la industria audiovisual. Incluso nuestro Presidente del Gobierno le prometió al ex-senador demócrata Christopher Dodd, Presidente de la MPAA, durante la visita que hizo a España para interesarse por el tema, que pronto dispondríamos de una ley que erradicase la piratería de nuestro país. Todo ello ha influido para que la Alianza Internacional de la Propiedad Intelectual (IIPA) y la Oficina de Comercio estadounidense, mantuvieran este año a España fuera de la Lista Negra (también conocida por 301), donde se ubica a los países que pisotean los derechos de propiedad intelectual con alevosía. Pero la verdad es que estamos a principios de julio y todavía no hemos dado ningún paso efectivo para que las decenas de webs piratas que pululan por la red sean eliminadas Por el contrario, están más vivitas y coleando que nunca.

Cuando publicamos esta editorial, la LPI seguía en el Congreso de Diputados, aunque la ponencia encargada de aprobarla cerraba su tramitación en la primera semana de julio, asumiendo enmiendas del PSOE y CIU en la línea de las recomendaciones del Consejo de Estado, tan favorables para nuestro sector. Tras su probable aprobación por la ponencia, pasaría al Senado para su ratificación o no a finales de julio, (parece que la fecha más probable es la del 22 o 23), aunque nuestra “Cámara Baja” no la abordará hasta principios de septiembre, por ser agosto periodo vacacional. En el mejor de los casos volverá al Congreso en octubre, que podría aprobarla en alguno de sus plenos de octubre-noviembre, con lo que, por fin, tendríamos esa herramienta para combatir la piratería que tanto esperamos. Claro, siempre que el Ministerio de Industria no se meta por medio en esta última fase de tramitación parlamentaria y rebaje las expectativas de la Ley. ¿Pero se atreverá el Gobierno a cambiarla, presionado por ese ministerio, en prejuicio de la Industria Cultural, después de proclamar a los cuatro vientos su voluntad de acabar con la piratería antes de que finalice 2014? ¿Y, sobre todo, disponiendo del apoyo de los dos grupos parlamentarios citados, en aras de un consenso demandado por el propio Rajoy? Han pasado casi dos años desde que se aprobó el reglamento de la Comisión de Propiedad Intelectual, sin que sirviera hasta el presente de nada. Solo algunos jueces están pronunciando sentencias que avalan las demandas de los propietarios de derechos, aunque sirven de poco pues se trata de sentencias sobre denuncias hechas varios años antes. Se cumplen 30 años desde que FAP se alzara para luchar contra la piratería. ¡Que mejor regalo de cumpleaños que dos leyes (LPI y CP) que acabaran con ella definitivamente!