Martes, 10 Marzo 2015 16:12

“Popcorn Time”, la última novedad entre los piratas

Valora este artículo
(1 Voto)

Al tiempo que escribíamos este reportaje, la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, hacía públicas las cifras de piratería en internet contabilizadas durante 2014 en los ámbitos del cine, la música, el videojuego, las series y el fútbol profesional (“Se presentó el Observatorio español de la piratería 2014: más de lo mismo”). Las cifras son desalentadoras. Y los piratas, como se ve por este artículo no solo aumentan sus emplazamientos en internet, sino que mejoran a niveles de calidad en sus visionados ilegales online).

Hace exactamente un año (ver tmv 225) analizábamos cómo estaba el mercado ilegal de la distribución de contenidos en nuestro país. Y lo centrábamos en el análisis de la aplicación “Cine y Series” para el visionado de películas y series piratas para smartphones.

En él criticábamos con fuerza a Google que era quien ofrecía en su tienda de apps dicha aplicación, entre otras muchas más de corte similar (al contrario que su competencia Apple Store, que nunca ha alojado aplicaciones de este tipo).



Un año después nos congratulamos que dicho reportaje supusiera un cambio radical en la política de la compañía norteamericana respecto a alojar este tipo de aplicaciones tan dañinas para la industria del audiovisual. En efecto, ya no se encuentran aplicaciones de este tipo en su Play Store.

Pero como es habitual en nuestro mercado, la alegría no dura demasiado tiempo, ya que los piratas, como ese alien de los Terminator, se modifican a sí mismos, alterando sus cualidades, para encontrar nuevas vías de llegar a los internautas.

Nosotros, para nuestra desgracia, acabamos de encontrar las pruebas (porque hay varias) de que estas “garrapatas” han simplificado de manera notable las formas de poner a disposición de los usuarios de internet, todas las películas y series que puedan imaginar, en alta definición y mucho antes de su estreno en video o incluso en las pantallas de nuestros cines.

Un ejemplo de esto que decimos es la nueva web que está revolucionando a los internautas ávidos de consumo de producto audiovisual a coste cero. Su nombre: “Popcorn Time”. Los propios creadores de esta plataforma de distribución de contenidos ilegal se definen como “El resultados de muchos desarrolladores y diseñadores que juntaron muchas aplicaciones para mejorar la experiencia de ver películas por torrent (protocolo de intercambio de archivos punto a punto o “Peer to peer” en su argot inglés)”.

“Somos un proyecto –siguen diciendo en el menú de su plataforma– de código abierto, de diferentes partes del mundo, porque amamos las películas...”. ¿Que aman las películas? En realidad son la última generación de piratas que ha llegado a la red. Piratas que además se han deshecho de intermediarios: ya no necesitan a las grandes redes para su distribución.

Es decir, las películas ahora sí se pueden ver en cualquier Smartphone (iOs, Android o Windows mobile) y en cualquier ordenador (Mac o pecé). La descarga de la aplicación viene directamente de internet sin pasar por las tiendas Apple Store o la Play Store de Google. Una vez descargado el programa, se instala un icono en el escritorio como el de cualquier aplicación y, en menos de un minuto, el móvil de última generación u ordenador está listo para hacernos disfrutar del mejor cine de estreno.

De estreno para ellos, ya que es posible que la película, como decíamos antes, no haya llegado a las pantallas y, por lo tanto, ni a los videoclubs físicos o al VOD legal. Inmediatamente después de la bajada de esa aplicación, y sin más problemas, el usuario habituado a las descargas ilegales, dispondrá de un amplio catalogo completo de películas (y series). ¡Y con qué calidad! Como la que ofrecen los cines o con la de los mejores televisores actuales.

Mientras escribimos estas líneas, comprobamos (la prueba está en las imágenes que acompañan a nuestro artículo) que ya están a disposición de quién quiera verlas, por ejemplo, todas películas premiadas en los recientes Oscar. Y muchos títulos recién estrenados en las pantallas de nuestros cines.

Ya no hay que descargarse nada: está todo en “streaming” (visionado en directo) para verlo cómo y cuando quieras. “Popcorn Time” ofrece la posibilidad de tener la imagen hasta en 1.080 pp, es decir en una resolución igual a la del Blu-ray. Y con una “interface” que no desmerece de ninguna de las que tienen a disposición de sus clientes las plataformas legales de distribución de películas.

El usuario accede a menús intuitivos (y con un diseño bastante atractivo), navegación mediante carátulas, tráiler de cada película,... Sólo podríamos ponerle un pero (claro, desde el punto de vista del usuario pirata que no sabe idiomas): todas las películas que ofrece “Popcorn Time” están en versión original.

Eso sí, subtituladas al castellano y, como acabamos de decir, en una resolución y un sonido –ofrecen a día de hoy hasta 8.1– perfectos para ver en nuestra pantalla de 46 pulgadas. Porque claro, los dispositivos móviles pueden conectarse a los televisores preparados para ello (que son todos los que salen ya al mercado).

¿Increíble, no? Pues aún hay más. Ahora nos mentemos en el menú de navegación, pinchamos en la opción de series, y rápidamente podemos ver la recién estrenada.... No, qué va: ¡TODAS las temporadas de las series más demandadas por los consumidores!: “Juego de tronos”, “Breaking Bad”, “Homeland”....

Y es aquí donde nos preguntamos: ¿quién puede disputarle el mercado a esta competencia ilegal? ¿Los videoclubs y las plataformas legales de distribución pueden hacer algo contra esto? Y a renglón seguido: ¿qué están haciendo las autoridades para detener a estos tramposos?

Porque cuando estas aplicaciones se puedan descargar directamente en nuestros Smart TV, ¿quién va a ir al cine o alquilar o vender alguna película si “Porcorn Time” las ofrece gratis y con igual inmediatez y calidad?

Aunque, realmente, ya no hace ninguna falta descargarse nada en los televisores: muchos de las nuevas pantallas ofrecen la posibilidad de reproducir los contenidos de los dispositivos móviles, simplemente a través de una conexión wifi. Con lo que todo lo que veamos en nuestros móviles o tabletas, podremos reproducirlo en las pantallas de nuestros hogares.

Decimos en este mismo número (en el análisis de GFK sobre la venta de películas y televisores durante 2014), cómo las Smart TV todavía no acaban de introducirse en nuestro mercado, y mucho menos las conectadas a internet. Pero ¿para qué será necesario ya? Simplemente, con tener un televisor con wifi y nuestro móvil, podremos ver todo lo que queramos en él.

Nos preguntamos, la industria se pregunta, el usuario que paga por ir al cine, alquilar una película o verla en el VOD legal se pregunta, ¿qué hace nuestro Secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle; o Lorena González Olivares, directora general del ICAA; o Teresa Lizaranzu Perinat, Directora General de Política e Industrias Culturales; o, para ir a su jefe director: ¿qué hace o ha hecho durante estos casi cuatro años que lleva de José Ignacio Wert, Ministro de Educación, Cultura y Deporte?

Para llenar el vaso de la paciencia, que ya está prácticamente rebosando, tenemos que asumir las risotadas y los cachondeos que algunos de los propietarios de estas webs ilegales hacen a la industria. Por si no lo han leído en nuestra web estrenosdevideo.com, les transcribimos, tal cual lo dejó escrito en ella, quien se presenta como propietario de “elitetorrent”: “NUNCA, NUNCA, NUNCA acabaran con las páginas de enlaces: mira mi web elitetorrent bajui igual que muchas otras........ vivitas y coleando en otro país y yo riendome y * en la boca de toda la industria de contenidos audiovisuales, del juego... y demás calaña jojojojojojojojojojojojjo. Yo ahora ni cotizo en Spain, no pago impuestos... etc... TODA SPAIN pierde por culpa de * COMO TU jajajajajaja”

Lo dejó escrito, como decimos, el pasado día 24 de marzo en www.estrenosdevideo.com. ¿Se ríen de la misma manera los mencionados responsables del Ministerio de Cultura, garantes de acabar con la piratería en nuestro país?