Jueves, 13 Noviembre 2014 11:36

Italia logra importantes avances contra la piratería en internet con un modelo similar al español

Valora este artículo
(1 Voto)

Lo ha afirmado en Madrid Francesco Posteraro (arriba en la foto), responsable de AGCOM (el organismo que regula internet y las redes de telecomunicaciones en Italia). El ejecutivo italiano visitó ayer la capital española, donde celebró diversos encuentros con responsables de varios ministerios, portavoces del Congreso de los diputados y representantes de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, con los que ha compartido los resultados obtenidos en Italia en la lucha contra la piratería digital tras la entrada en vigor del citado reglamento.

La AGCOM combina la promoción de la cultura de la legalidad en el uso de contenidos, con las sanciones económicas a los propietarios de los sitios infractores. Un reglamento que entró en vigor en marzo pasado, permite regular a la autoridad italiana las telecomunicaciones y ordenar a los ISP el bloqueo de  webs dedicadas a la piratería; en caso de no hacerlo, los ISP pueden ser sancionados con multas de entre 10.000 y más de 250.000 euros.

Según el comisario de la AGCOM, dicho reglamento responde a la convicción de que “Las instituciones públicas tienen la responsabilidad de combatir la piratería en internet”. En La Coalición son conscientes –y así se lo ha hecho saber a ésta Posteraro– que el modelo italiano está claramente inspirado en el español, “Pero es mucho más eficaz –nos dice una fuente de La Coalición–. Para igualarse, sólo sería necesario que el Gobierno español se tome en serio este cometido”.



Según La Coalición, “Italia está a años luz de España. Al menos en la lucha contra la piratería. Desde la entrada en vigor de un nuevo reglamento específico, el pasado mes de marzo, Italia lucha contra la piratería digital con un sistema único en Europa, claramente inspirado en el español, pero eficaz, con resultados, gracias a que faculta a la autoridad administrativa independiente (AGCOM) para ordenar a las operadoras de telefonía y al resto de proveedores de acceso a internet (ISP), el bloqueo de un sitio web si vulnera la propiedad intelectual de forma masiva”.

“El ejemplo italiano –nos sigue diciendo la misma fuente– confirma que cuando hay una apuesta decidida contra la piratería, se obtienen resultados en muy poco tiempo. La situación contrasta con el caso español, en el que desde la puesta en marcha de la sección segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual, en marzo de 2012, se han obtenido escasos resultados”.

Muy lejos de solventar los problemas de la piratería en internet en su primer año de funcionamiento, en 2013 su actuación fue muy residual. De 145 expedientes presentados, 64 estaban aún pendientes de inicio, con un tiempo medio de espera de 400 días. En un entorno como internet, caracterizado por la inmediatez, estas actuaciones habían supuesto a las industrias de contenidos, la retirada de 50 álbumes, 67 películas, 14 libros, 21 videojuegos y 4 capítulos de series de televisión.

¿Una cantidad importante? Juzguen ustedes mismos: 145 expedientes en un universo de 3.192 millones de descargas ilegales en ese mismo periodo. “En noviembre 2014 –señala La Coalición– el panorama no es muy distinto, lo que convierte la creación, producción y comercialización de cualquier contenido cultural en España, en una actividad de alto riesgo con nula seguridad jurídica”.

Las administraciones italianas parecen haber entendido todo esto mejor que las españolas, pues en los primeros meses de aplicación del reglamento, la AGCOM ha iniciado más de 120 procedimientos tras recibir denuncias de infracción. Más de la de mitad de los mismos ya ha obtenido como resultado la eliminación voluntaria del contenido ilegal por parte de los infractores, y en otros 22 casos la autoridad ha impuesto sanciones, incluyendo el bloqueo de los sitios piratas vía servidores DNS.

Entre las principales violaciones sancionadas, se encuentran la descarga directa de películas que eran un éxito de taquilla y la utilización de sitios “torrent” para descargar música y películas ilegalmente. De manera general, los informes elaborados por la AGCOM incluyen infracciones relacionadas con imágenes y fotografías (48), películas y sector audiovisual (29), música (14), productos del sector editorial (13), diarios digitales (4) y videojuegos (1).

El comisario de la AGCOM ha insistido en que “Las industrias creativas necesitan seguridad jurídica para poder ser competitivas en un mercado global. Es necesario –recalcó– un procedimiento administrativo que se unifique –no sustituya–, al penal, y que ambos contribuyan a la lucha contra la piratería online y al desarrollo de la Cultura y el Estado de Derecho en la red”.

La nueva normativa permite a la AGCOM ordenar a los propietarios de sitios web italianos y no italianos que eliminen de inmediato el contenido infractor. Una de las medidas que se utilizarán es el bloqueo de los sitios web infractores. Según Posteraro, “El reglamento responde a la convicción de que las instituciones públicas tienen la responsabilidad de combatir la piratería en internet. El procedimiento asigna prioridad a la lucha contra las violaciones masivas, pero  no se refiere a los usuarios, por lo que no afecta en modo alguno a la libertad de la red”.

A este respecto, Carlota Navarrete, directora de la Coalición de Creadores, ha manifestado: “Transcurridos ya casi tres años desde que se pusiera en funcionamiento el procedimiento análogo en España, no se han alcanzado resultados similares a los logrados por Italia en seis meses. Ahora que el texto aprobado es exactamente el que ha querido aprobar el Gobierno, no debería haber dilación para la obtención de resultados contundentes nada más entre en vigor la reforma”.

“Por ello –sigue diciendo– es importante extraer de la visita del comisario Posteraro sugerencias y ejemplos de acciones que en Italia ya están demostrando su eficacia, porque han empezado mucho más tarde y sin embargo los resultados son palmarios. Nuestras autoridades deberían tomar buena nota de las medidas puestas en marcha en Italia, y que están dando tan buenos resultados. En España, es factible combatir la piratería eficazmente, pero necesitamos –concluye Navarrete– que el Gobierno se ponga en serio manos a la obra”.