Miércoles, 10 Septiembre 2014 08:41

Nuevas instalaciones, nuevos tiempos para DAS del Video

Valora este artículo
(4 votos)

Han estado en la madrileña calle de San Lamberto número 3 durante 20 años. Ahora se cambian porque se les queda pequeño el almacén original donde ha hecho historia DAS del Vídeo. Pero siguen los mismos responsables que iniciaron la aventura videográfica, empezando por el creador de la empresa, Luis Miguel García, que ahora cede el timón a su hijo Jonás García.

La nueva sede –moderna, espaciosa y estratégicamente colocada para recibir y enviar los pedidos– se encuentra ahora en la también madrileña calle Rufino González, esquina a Albasanz 35. “El cambio lo hemos hecho para darle un mejor servicio a nuestros clientes –nos asegura Jonás–. El almacén no solamente dispone de las últimas novedades videográficas, sino que en él se encuentran productos de todo tipo con los que completar y compensar una tienda de ocio de barrio moderna: películas sí, pero también videojuegos, tabletas, teléfonos y toda la última y variada gama de tecnología que conviertan el espacio de la tienda en un atractivo para su cliente”.

Una parte del futuro de nuestro sector es digital, sin duda, pero otra parte (¡y muy importante!, al menos en los próximos años) es para el negocio físico. Por eso Das del Vídeo quiere posicionarse en esta línea. Por eso su lema es “Nuevos tiempos. Nuevas Instalaciones. Nuevos productos. Y misma Eficacia”. Nuevas instalaciones que abarcan 1.000 metros cuadrados de espacio útil, lo que significa que triplican el espacio disponible para producto.
¿Reconversión es la palabra? Preguntamos. “Sí, reconversión –dice Jonás–. Reconversión de nosotros mismos, los distribuidores. Y reconversión de las tiendas. Es lo que estamos recomendando, que se reconviertan en lugares que por sí solos atraigan a nuevos clientes. Es preferible que cierren cuatro días, pinten, cambien las estanterías y metan más y nuevos productos, a que tengan abierto con los parámetros actuales que han quedado anticuados. El que demanda es el consumidor actual, no el de hace diez años”.

¿Y qué es lo que demanda este consumidor? Jonás lo tiene claro: las nuevas tecnologías, con sus productos y las últimas novedades, como cables HDMI para complementar su BD. Y por supuesto –insiste– las últimas novedades de alquilar, que deben promocionar y comunicar con nuevos criterios y utilizando las nuevas redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, etc.”.

Sin duda es un mundo tecnológico, a priori, muy complicado y difícil de entender para quien no se ha puesto al día en los últimos años. Pero Das del Vídeo sí lo ha hecho y hará de enseñante para quienes quieran reconvertirse y disponer de un negocio rentable en los próximos años.
“Estamos para darle asesoramiento y ponerles encima de la mesa nuestra experiencia –afirma Jonás–. Nosotros tenemos una visión global porque disponemos de más de 300 clientes en toda España y sabemos cómo funcionan. Lo que vemos que les está funcionando a unos, podemos trasladarlo a quienes no les va tan bien. Y seguro que les ayudará a aumentar su rendimiento”.

Y nos pone el ejemplo de diversos clientes que han crecido en visitas al videoclub (y por lo tanto, con mayores ingresos de caja) gracias a poner en marcha promociones a través de las redes sociales, a una atención al cliente más directa y a disponer del mejor producto. “Las tiendas de barrio tienen que ponerse al día –afirma con convencimiento– con productos atractivos. La gente cuando quiere algo especial se va a El Corte Inglés o a Media Mark a comprarlo, aunque sea más caro. ¿Por qué no se los puede ofrecer la tienda de barrio?”.

Nosotros –sigue diciéndonos– vamos a poder ofrecerles productos muy similares de grandes marcas, como Samsung, Apple, etc., para que los venda a sus clientes con el mejor precio y las mejores garantías”. Y como ejemplos nos da los relojes que se conectan a los móviles, las tabletas. Y una primicia: a partir de octubre Das del Vídeo distribuirá el “Crome Cast”. Y a partir de octubre distribuirá los nuevos set top boxes (discos duros externos) con el ultimo sistema de Smart TV de Google “Android TV”.

Claro, todo esto no sale gratis. Ponerse al día cuesta algo, además de esfuerzo. Hay que invertir también dinero. ¿Cuánto? Eso depende de lo que cada uno quiera hacer en su tienda. “Por nuestra parte –nos dice Jonás– le vamos a poner todas las facilidades para que pueda invertir”. Lógicamente, se beneficiarán aquellos clientes que inviertan de verdad y apuesten por levantar el negocio. Das del Vídeo estará ahí para ayudarles.
¿Sinceramente, le preguntamos, hay videoclubs que quieran apostar por este futuro del que nos hablas y que ofrezcan el atractivo necesario para “hechizar” a sus clientes? “Claro que sí –nos contesta sin pensárselo dos veces–. Actualmente hay muchos videoclubs que, dentro de la crisis que sufrimos, funcionan muy bien. Nosotros tenemos clientes que nos piden por cada novedad 20 o 25 copias, ya sean de títulos medianos o importantes. Y está claro que una tienda que se gasta 8.000 o 9.000 € al mes, no está facturando 3.000, sino mucho más de lo que invierte. Y eso es porque vende y alquila películas, juegos, chuches, productos de tecnología punta…“.



¿Se están abriendo nuevos videoclubs? ¿Con cuánto dinero se puede abrir hoy una tienda? “Sí, recibimos llamadas de gente que nos pregunta si es negocio abrir actualmente un videoclub, y nosotros le contestamos que sí. Aunque matizamos el término, hablándoles de una tienda de ocio”.
“Con 500/700 películas ya se puedes abrir y tener una buena presencia en la tienda. Ofrecerá películas más baratas y más caras (debe alternar). Y complementarlo con videojuegos, tabletas, teléfonos, fundas para móviles, etc. Nosotros estamos para ayudarles y asesorarles. Ellos ofrecen los productos que prefieren sus clientes y nosotros se los iremos reponiendo conforme los vayan vendiendo”.

Hay que empezar, de eso no hay duda. Y gastarse algo de dinero. Pero Das del Vídeo estará ahí para ayudar a que el gasto sea más ponderado. Y predican con el ejemplo. ¿Se meterían en las importantes inversiones que han hecho para cambiar de local, aumentar el espacio y crecer y diversificar los productos que ofrecen ya desde este mismo mes, si no creyeran que el negocio tenga futuro?  “Tenemos confianza plena en el futuro cercano –afirma Jonás–. Y por eso vamos a apostar por él”. ¿De qué manera? Con las referidas instalaciones. Pero también con un equipo humano de profesionales curtidos en el día a día desde hace muchos años: 10 personas en la oficina y 4 comerciales en provincias.

¡Ah!! Y un deseo: “Lo importante es que se estrenen buenas y comerciales películas, que se haga buen cine. Y que se recuperen las salas. Nosotros –concluye Jonás– creemos que ir al cine es algo bueno para el negocio de la tienda de ocio, pues esos clientes de la sala, acabarán viniendo al videoclub”.