Lunes, 09 Febrero 2015 16:37

Los Goya 2015 premian el cine que da dinero en taquilla

Valora este artículo
(12 votos)

La Academia de Cine, FAPAE, EGEDA, incluso el Ministerio de Cultura, han insistido una y otra vez estos días en que 2014 ha sido el mejor año del cine español, con una recaudación récord de 123 millones de euros. También se manifestó durante la gala de entrega de los Premios Goya, celebrada el pasado 7 de febrero. Una buena noticia sin duda. A la que, sin embargo, hay que poner matices.

Uno, en la comparación interanual con los pasados años, parece un poco exagerado hablar de “el mejor año del cine español”, aunque en recaudación tal vez lo sea (matemáticamente hablando), pero debemos tener en cuenta que a esos 123 millones de euros hay que restarles 25,83 en concepto de IVA, que se los lleva Hacienda. Es verdad que también antes se llevaba una parte por ese mismo tributo, pero del 5 por ciento. ¡Bien contento que estará Montoro!



Segundo matiz, debemos fijarnos –y mucho– en los ingresos de las películas más taquilleras, que coinciden con las más premiadas de estos Goya. Entre “La isla mínima” de Alberto Rodríguez, “Ocho apellidos vascos” de Emilio Martínez Lázaro y “El Niño” de Daniel Monzón, suman una impresionante recaudación, hasta hoy, de aproximadamente 78,3 millones de euros. Es decir, el 60 por ciento de esos 123 millones que ingresó el total de las casi 63 películas españolas producidas y estrenadas en 2014.

En otras palabras: que 60 títulos “made in Spain” se repartieron 44,7 millones de euros (menos el 21% del IVA). La cifra mengua aún más si tenemos en cuenta que las otras cuatro películas premiadas en la ceremonia: “Magical Girl” de Carlos Vermut, “Musarañas” de Juanfer Andrés y Esteban Roel, “10.000 Km” de Carlos Marques-Marcet y “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo” de Javier Fesser, suman a día de hoy casi 4 millones más de ingresos.

Hay que subrayar, por otro lado, que una parte de la recaudación de cada año corresponde a películas que se estrenaron en el anterior, pero que aún mantienen taquilla gracias a su tirón. Es lo que pasa con algunas de 2014, que suman en este primer mes de enero importantes ingresos. Por ejemplo, “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo” (+ de 416.348 €) y “Musarañas” (+ 360.413 €) o títulos no nominados como “El club de los incomprendidos” de Carlos Sedes, estrenada el 25 de diciembre de 2014 (565.456 € en esos 6 días que quedaban para acabar el año) más 1.404.981 hasta el 29 de enero pasado.

De todo ello podemos concluir que el cine español, en 2014, en efecto, ha tenido un buen año, si lo reflejamos por los títulos que hemos citado y algunos más que no fueron seleccionados por la Academia por no verles merecimientos. Que cuatro películas nacionales alcancen los 80 millones de euros, significa que hay directores taquilleros en nuestro país, además de excelentes guionistas e intérpretes.

Sin olvidar a los productores, primeros merecedores de los elogios, al invertir en el rodaje de películas en unos tiempos de crisis, de piratería y de impuestos abusivos. “La isla mínima” no podría haberse filmado sin la contribución de Atresmedia Cine, Atípica Films y Sacromonte Films; “Ocho apellidos vascos” sin Telecinco Cinema, Lazonafilms, Kowalski Films y Snow Films; “El Niño” sin Telecinco Cinema, Ikiru Films y Vaca Films; y “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo” sin Zeta Audiovisual.

Teniendo en cuenta que para llegar a los cines y al vídeo, son imprescindibles los distribuidores, debemos atribuirles la parte del éxito que le corresponden, igualmente, en el estreno de esas películas premiadas a Warner Bros. Pictures y a Warner Home Video (concretamente por “La isla mínima” y “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo”) o a Paramount/Universal (distribuidores de “Ocho apellidos vascos”).

El cine es una industria de diversas cabezas y cuerpos que aúnan su energía, talento, dinero y eficacia para lograr obras que sean rentables tras su paso por las diversas ventanas de exhibición. Al menos, las más premiadas de los Goya de este año, lo están siendo. Y alguna ya está preparando la secuela: la de “Ocho apellidos vascos”. ¿Acaso alguien lo dudaría tras vender entradas por valor de 65 millones de euros?

Para informarse de todos los premiados en la ceremonia de 2015 pueden consultar el panel de la Academia de Cine. Por lo demás, hacer hincapié en lo que otros medios ya han dicho de la ceremonia: larguísima (más de cuatro horas) y, a partir de la tercera, aburrida. Lástima que el buen hacer de uno de los premiados (como Actor Revelación por “Ocho apellidos vascos”) que a su vez era el maestro de ceremonias, Dani Rovira, se diluyera en esa pesadez.

Pero quien seguro que no se aburrió fue el ganador del concurso organizado por AEVIDEO y ANEMSEVI para premiar a un cliente de videoclub que alquilase cine español en las fechas inmediatamente anteriores a la ceremonia de los Goya. Rodrigo del Barrio Calle, un aficionado de la población murciana de Lorca, que alquiló una película nacional en el videoclub Bluster Store de esa localidad, fue el agraciado y viajó a Madrid para asistir a la ceremonia. Una noche para contar durante toda su vida.