Martes, 12 Noviembre 2013 09:51

La travesía de “E.T. El extraterrestre” por la industria videográfica

Valora este artículo
(0 votos)

El 28 de octubre de 1988, es decir hace ahora 25 años, CIC Vídeo (lo que hoy conocemos como Paramount), que distribuía el producto de los estudios Universal, lanzaba la primera versión legal en VHS de la película que sería aclamada enseguida como la más taquillera de la Historia del Cine y la más alquilada de la Historia el Vídeo: “E.T. El extraterrestre”. Steven Spielberg la había filmado seis años antes. Su salida en vídeo batió todas las marcas anteriores de estrenos en alquiler. A los videoclubs se le vendieron 19.000 unidades, por 12.000 del primer Indiana Jones (“En busca del arca perdida”, 1981) y 7.000 de “Encuentros en la tercera fase” (1977), otros récord de venta.

{jb_quoteleft}Su salida en vídeo batió todas las marcas anteriores de estrenos en alquiler. A los videoclubs se le vendieron 19.000 unidades, por 12.000 del primer Indiana Jones{/jb_quoteleft} Le faltaba una “medalla” más: la más pirateada de la Historia del Cine. Y eso gracias a que casi de modo simultáneo a su estreno cinematográfico, comenzó a circular clandestinamente por los videoclubs ingleses. Estos habían obtenido los VHS de un máster procedente de una copia en 35 mm. robada  en el almacén de una distribuidora inglesa. Copias que se importaron rápidamente a nuestro país –y al resto del mundo–, a donde llegaron en 1983.

Aquí, nuestros piratas, sustituyeron el sonido original por una chapucera grabación efectuada en el patio de butacas de un cine. A la pésima calidad del sonido se añadían las risas y murmullos del público. Eran copias con imágenes defectuosas y con una banda sonora inaudible, en contraste con la esmerada edición comercial que sacó CIC-RCA/Columbia en octubre de 1988. No obstante, la Major no regateó las precauciones: para que la carátula no se pirateara (y así la película falsa se pudiera vender como legal), no se distribuyó ni a los videoclubs ni a la prensa ninguna copia de la misma.

Aunque tampoco sirvió de mucho, ya que una vez salido el producto al alquiler, se hicieron miles de fotocopias a color, mientras que los piratas más exigentes la imprimieron con más calidad. Eso sí, sin poner en la misma ni la distribuidora ni el número del expediente del Ministerio de Cultura que certificaba la salida legal en España: M 33.815-1988. En venta también llegaría a cuotas de gran altura, aunque se quedaría muy por detrás de las películas Disney más taquilleras de la historia videográfica.


La salida legal de “E.T. El extraterrestre” en nuestro país, hizo que corriesen ríos de tinta por las redacciones de los periódicos. El suplemento semanal de la cadena de periódicos Colpisa, en su edición del 18 de diciembre de 1988, decía lo siguiente: “¡Por fin, la fabulosa historia del extraterrestre perdido en la Tierra aparece en formato videográfico! Spielberg, su director, ha cuidado la salida como si se tratara de un diamante de 400 quilates. Y los vale, pues a pesar de las medidas tomadas, ya ha sido proyectada ilegalmente por canales de videocomunitario. Para verla bien, alquílese en un videoclub serio. La distribuye CIC”.

La compañía realizó su mayor campaña publicitaria hasta esos momentos, acción que se inició nada más salir la película y finalizó en las Navidades. Además, con “E.T. El extraterrestre” empezaron a simultanearse los lanzamientos de las películas en sinergia con los llamados materiales para el punto de venta, que se vendían con el producto.

En concreto, para la producción de Spielberg, se regalaron y vendieron pegatinas de los más diversos diseños, gorras, sudaderas, llaveros, relojes y –como no podía ser menos– bicicletas iguales a las que Elliott y ET conducen por el cielo, aunque las de CIC Vídeo eran para correr por la tierra.  

La compañía se permitió regalar a la prensa, en un Sales Folder extremadamente cuidado, algunas reflexiones sobre esta histórica salida: “El 28 de octubre de 1988 –se leía en él–, “E.T. El extraterrestre”, producido por Steven Spielberg, estará disponible en videocasete. Es un día largamente esperado por millones y millones de personas que han estado aguardando una oportunidad para ver esta película de nuevo y por la generación de niños que todavía tienen que disfrutar de la magia de esta encantadora historia”.

De magia y fantasía, precisamente, hablaba el cineasta poco después del rodaje: “Mi película –señaló en el pressbook del estreno– es una fantasía de ciencia-ficción contemporánea. Trata sobre los valores humanos, la comprensión que la gente tiene entre sí. Y sobre la compasión y el amor. Elliott y E.T. comparten entre sí tantas cosas de lo que cada uno conoce sobre sus propios ambientes que llegan a tener una gran comprensión del problema del otro. Elliott comprende que E.T. está solo y tiene que regresar a su casa para sobrevivir, y que él tiene que salvar su vida”.

“E.T. a su vez –sigue diciéndonos Spielberg– siente que Elliott es una víctima de un hogar donde los padres están separados. Su padre está en México con otra mujer, y su madre está tratando de reponerse del trauma de la separación. Dentro de un hogar suburbano norteamericano, Elliott es un niño también abandonado”.

{jb_quoteleft}¿Volverá E.T. algún día a nuestro planeta a reencontrarse con su amigo Elliott y con los millones de terrestres que lo están esperando con los brazos abiertos y el dinero de la entrada? ¡Quién sabe!{/jb_quoteleft} “E.T. El extraterrestre” ha tenido diversos reestrenos en formato home video. El último de todos acaba de producirse  –el 7 de este mes– en Blu-ray. Desde aquel 28 de octubre de 1988, que se estrenó en alquiler, los siguientes lanzamientos han sido todos a la venta: el primero en septiembre de 1990, después en noviembre de 1997 (la primera versión en THX remasterizada digitalmente) y otra más el 27 de marzo de 2002. Hasta aquí en VHS.

Después llegó el primer DVD, el 1 de octubre de 2002, al que siguieron la Edición Coleccionista del 19 de febrero de 2003 y el DVD con estuche metálico el 11 de marzo de 2008. El primer Blu-ray, distribuido por Paramount, aparece el 25 de noviembre de 2010, al que han seguido las ediciones Peluche y Libro que Paramount lanzó el pasado 31 de octubre, siete días antes de la última entrega a las tiendas antes citada, y que lleva el nombre BD Edición aniversario.

¿Volverá E.T. algún día a nuestro planeta a reencontrarse con su amigo Elliott y con los millones de terrestres que lo están esperando con los brazos abiertos y el dinero de la entrada? ¡Quién sabe! Todo depende de que la familia alienígena convenza a Spielberg y a Mathison para que le abran camino hacia las pantallas.

Mientras tanto Elliott ha crecido lo suyo. Bueno, Henry Thomas, el actor que lo encarnó cuando solo tenía 11 años. En la actualidad, con 42, sigue trabajando, sobre todo para las series de televisión, aunque ha interpretado igualmente largometrajes de éxito, como ese “Todos los caballos bellos” que dirigió Billy Bob Thornton en 2000, y en el que lo hacía al lado de Penélope Cruz.