Miércoles, 05 Marzo 2014 13:16

La International Video Federation publica un estudio del mercado físico y digital en Europa, USA y Japón entre 2006 y 2012

Valora este artículo
(0 votos)

“La piratería es el principal factor en el descenso de facturación del sector videográfico en Europa, y también la responsable del lento despegue de la distribución digital”. Son palabras de la International Video Federation (IVF), la organización creada en 1988 que reúne a 13 países europeos y a Estados Unidos en los aspectos de proporcionar asesoramiento legal, realizar estudios y defender los intereses de sus miembros, entre quienes se encuentra España a través de la Unión Videográfica Española (UVE).

DESCARGAR ESTUDIO

Pues bien, uno de esos apartados, el de los estudios (en el presente caso de mercado), es el que la IVF realiza en torno a las industrias de sus propios miembros, así como a las de otros países de la CE con mercados cuantificados y fiables. El último de los realizados –en tmv hemos mostrado en el pasado otros estudios similares– es el que se refiere a las cifras del 2012 en comparación con 2011, así como, en otros conceptos, con años incluso anteriores.

Los datos comparativos de 2013 con respecto a 2012 no estarán listos, según nos han informado en fuentes de la federación, antes de junio, debido a que la mayoría de los países pertenecientes a la IVF tardan en recoger las cifras de sus respectivos mercados no menos de tres meses. Un plazo menor al que tardan el resto de naciones no asociadas, lo que implica una espera de casi un semestre para que unas cifras similares a las que damos en este número, estén listas


Según esos datos (que completamos en estrenosdevideo.com), referentes a los tres mercados mundiales principales (Estados Unidos, Europa y Japón, retratados en el cuadro 1) se observan, al menos, dos circunstancias diferenciadoras. En Japón, por un lado, se da una caída menor entre 2011 y 2012, sobresaliendo la fuerza de su mercado de alquiler, que a pesar de su retroceso (de un 10% frente a un 2% en el de venta) representa el principal mercado del consumo de video en ese país, siendo el 47,5% del gasto en video físico durante 2012. Por el contrario, en Europa y Estados Unidos, hay una mayor caída del mercado. Es evidente, además, que el mercado físico es principalmente del DVD, con una lenta penetración del BD, más o menos pronunciada en función de cada país.



Centrándonos en Europa (cuadro 2), observamos la evolución negativa del mercado global físico en los últimos 6 años, cuyo espacio no ha sido ocupado, sin embargo, ni por el VOD ni por el mercado digital, lo que provoca que el mercado en general siga cayendo, aunque –y esto es un dato positivo– la caída global se ha detenido durante 2012, o al menos así podríamos imaginarlo ante el pequeño descenso del 1,1%. El formato DVD continúa siendo el principal formato del sector videográfico, y es el medio por el que el sector recibe la mayoría de sus ingresos. No obstante, desde 2005 este mercado ha caído entorno a un 40%.

El consumo de los ciudadanos se ha reducido un 7,5% (cuadro 3). Y si bien es evidente que el consumo del mercado digital crece, debido a sus bajas magnitudes sube bastante en porcentaje pero no es capaz de alcanzar el hueco provocado por la caída del mercado físico. Respecto al Blu-ray, aunque sus alquileres crecen un 35% (y los alquileres en DVD caen un 17%), debido a su escasa magnitud, no es capaz de absorber el descenso de los 40 millones de alquileres de DVD que se han producido en Europa durante 2012 (un 11,5%).

El cuadro 4 muestra las tendencias por países. En él se observa cómo Holanda sufre la mayor caída (del -39,7%), seguida de Francia (-35,3), Italia (-34,3) y España (-22,2). En el lado contrario, es decir en el de un descenso menor, se encuentran Noruega (-4,2%) y Alemania (-9,7%). El resto de los países que se encuentran en la tabla mantienen sus caídas por encima de los dos dígitos, resultando la media europea de un -17,8%.

El cuadro 5, referente a los alquileres físicos realizados en los países que muestra la tabla, España es el que peor parado sale, pues su facturación entre 2006 a 2012 desciende de 114,9 millones de alquileres a 25,2. Justo durante el tiempo en que la piratería se ha cebado de manera más persistente y brutal con nuestro mercado (primero la de los manteros y después las descargas ilegales). Todo ello ante la falta de reacción de los diferentes gobiernos que se han sucedido desde entonces.

Es verdad que nuestro país es el tercero en transacciones de Europa, tras Alemania (93,5) y el Reino Unido (86,77), pero por eso sentimos más rabia, y nos obliga a hacernos la pregunta de ¿en qué nivel de negocio nos encontraríamos sin esa piratería?. Los cuadros restantes, así como otros que no han tenido cabida en nuestras páginas, los ofrecemos y analizamos en estrenosdevideo.com.