Miércoles, 22 Julio 2015 12:17

La industria videográfica contenta por el cierre por orden del juez de series.ly

Valora este artículo
(1 Voto)
El pasado 13 de enero dábamos la noticia de que se había desactivado la conocida y dañina página pirata series.ly, y que lo había hecho por propia iniciativa, claro, barruntando las orejas del lobo tras la denuncia de FAP contra ella. Sin embargo, el cierre definitivo se ha realizado hace un mes (aunque la policía lo acaba de hacer público ahora), debido a la tardanza de los jueces en autorizar el registro de sus oficinas, con el fin de recabar pruebas del delito que le atribuía FAP: distribuir películas sin autorización de sus propietarios. Como ya dijimos en su día, series.ly, era una página creada por españoles, dirigida al mercado español, pero con un dominio extranjero (de Libia en el presente caso), que habían obtenido aprovechando el caos existente entonces (la caída de Gadafi) en dicho país, para evitar cualquier medida contra ellos. Ahora, tras una exhaustiva investigación de la Unidad de Investigaciones Tecnológica de la Policía Nacional (UIT), el juez ha decido su cierre y desmantelamiento. Precisamente, la Policía Nacional (y concretamente el Grupo de Antipiratería de la Brigada Central de Seguridad Informática de la Unidad de Investigación Tecnológica de la CGPJ, con la colaboración de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Barcelona) acaba de emitir una nota dando cuenta de este desmantelamiento, en la que se indica que “Facilitaban enlaces para la descarga directa de los archivos y visionado en “streaming” desde servidores especializados. También indica que ha detenido a sus tres administradores. “El beneficio económico que generaba esta página –sigue diciendo el comunicado de la policía nacional– supera los 600.000 euros en tres años, beneficio que se obtenía a través de la publicidad insertada en la misma, la implantación de cuentas premium y la venta de puntos de fidelidad. Los ingresos obtenidos procedían de usuarios de España, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, México, Chile, Finlandia, Suiza y Ecuador”. “Las investigaciones comenzaron a partir de la denuncia interpuesta por las principales productoras cinematográficas y compañías distribuidoras videográficas, dirigida contra los responsables de esta página web por un delito contra la propiedad intelectual. Este tipo de webs ofertan obras audiovisuales, como películas o series, protegidas y no autorizadas. Para permitir el acceso a las mismas, utilizaban tanto enlaces para la descarga directa de los archivos, como el visionado en “streaming” desde servidores especializados. “Las indagaciones permitieron a los agentes determinar que la página web era propiedad de una empresa, administrada por tres personas, y que a su vez gestionaban otras dos mercantiles, titulares de diversas páginas web que estaban anunciadas en el site investigado. Los propietarios de la web de descargas generaban importantes beneficios económicos mediante publicidad insertada en las páginas de enlaces a los servidores que alojan las películas y series, ubicados en el extranjero. Este beneficio aumenta en función del número de visitantes de las webs”. Otra forma de beneficiarse –añade la nota– “Consistía en la implantación de cuentas premium, donde los usuarios realizan el pago directamente a los administradores. La ventaja de este sistema es que la descarga de las obras se hace de una manera más cómoda y sin publicidad. La última fórmula empleada era la venta de puntos de fidelidad para obtener ventajas a la hora de acceder al visionado del contenido. Los investigados disponían de cuentas en entidades bancarias y en un conocido sistema de intermediación financiera. Los agentes han comprobado en estas cuentas los numerosos ingresos obtenidos, provenientes de la actividad delictiva”. EDV se ha puesta en contacto con José Manuel Tourné, Secretario General de FAP, quien tras felicitar a la UIT, nos ha dicho estar Muy contento por la desarticulación de esta página tan peligrosa para la industria del vídeo. Solo lamento que haya tardado tanto en producirse -más de un año desde que la presentamos-. Pero al final también ha caído”. Tourné matiza que el cierre se produce con la normativa del anterior Código Penal. “Espero que con el que está vigente desde primeros de este mes de julio, el resto de las webs piratas se cierren muy pronto”.