Miércoles, 08 Abril 2015 11:57

La facturación de UVE crece en 2014 gracias al Blu-ray

Valora este artículo
(0 votos)

El titular de nuestra revista TMV de abril de 2013 (ver tmv 216), que hacía referencia a los ingresos en el año anterior de las compañías instaladas en la Unión Videográfica Española, decía así: “Bajó la facturación de UVE en 2012, aunque menos que en 2011”. Era la tónica desde hacía años: descenso tras descenso, que se repetía en 2013 con respecto al año anterior.
Pues bien, en esta ocasión podemos decir que la tendencia en 2014 ha cambiado, y la facturación de UVE ha superado, como podemos comprobar en los cuadros que mostramos, en más de 4 millones de € a la de 2013 (sin contar las ventas en el canal denominado “especiales”, que recogen la venta a quioscos y otros puntos colaterales al mercado habitual de alquiler y venta).



En una noticia anterior publicábamos los datos referentes al mercado de venta panelado por GFK. En ésta, ofrecemos los que audita directamente UVE a sus propias compañías. También publicamos las resultados del estudio de mercado referentes a las descargas ilegales realizadas durante 2014. Con los tres paneles se puede hacer una valoración muy aproximada de cómo está nuestra industria de alquiler y venta de películas, con la pesada losa de la piratería.
Pero volvamos a las cifras de UVE, que nos llegan con un dato, como poco, sorprendente: el de un aumento de un 6,28% en la facturación total de estas compañías respecto al año anterior. Y decimos sorprendente ya que difiere en más de 20 puntos respecto al dato que ofrecíamos de GFK: - 14 % de caída del mercado, (aunque la compañía de análisis de mercados suavizaba la caída a un -11 %).
Observando más detalladamente los datos de UVE, vemos cómo este incremento en la facturación se produce en el canal de venta, y gracias en su mayoría al formato Blu-Ray (otra sorpresa) que consigue, con 171 títulos menos editados y prácticamente el mismo número de unidades vendidas que en 2013, un incremento en valor de cerca de 4.000.000 de euros. Un 22 % más respecto al año 2013. Es un dato alentador para el mercado, ya que pone en valor el formato de la alta definición.
Entendemos que este aumento viene, sobre todo, de las ediciones especiales y “packs” vendidos durante este periodo, que son las que el cliente final adquiere por su relación entre calidad y precio. En el mercado del alquiler se da una tendencia al alza parecida al de venta (un 26% más). Aunque con la salvedad de que en el canal de alquiler apreciamos un aumento importante de unidades vendidas por las compañías al videoclub. Lo que se traduce también en un incremento en la cifra de negocio para aquellas.
En el formato DVD observamos cómo el mercado se comporta de manera muy diferente al del Blu-ray, pues se produce una caída del 30% y del 49% respectivamente de las unidades vendidas en los canales de alquiler y venta. Mientras que, si nos referimos al valor, entre ambos periodos, encontramos otra diferencia, ya que el alquiler cae un 41% (-1.260.800 €), mientras que la venta crece un 3% (+1.250.510 €).
Bien, hasta aquí los fríos datos, cuyo análisis puede ampliarse si observamos los cuadros que publicamos. Pero en TMV queremos recalcar, para entender el comportamiento del mercado de alquiler, debido entre otras causas a la progresiva desaparición de la ventana del alquiler en las compañías de UVE, iniciada en 2013, y concluida en 2014 (salvo para títulos puntuales).
En este sentido, se han producido dos cambios importantes para entender los datos de UVE. En primer lugar que, al igualarse la fecha de salida de ambos canales, el importe al que venden las películas las compañías se ha reducido drásticamente respecto a los precios que venían cobrando cuando había ventana. A día de hoy, la distribuidora vende las películas al mayorista a una media de 18 €, con lo cual llega al videoclub a un precio final de unos 18-19 €. Mientras que cuando tenían venta se estaban vendiendo a 30 o 35 € por titulo.
Este cambio en la política de comercialización viene dado, entre otras razones, porque un número creciente de videoclubs, durante 2013, compraban las películas directamente en las grandes superficies, debido al ahorro que obtenían. Esto, a nuestro juicio, ha repercutido probablemente en la caída importante de valor y unidades en 2014 del mercado de alquiler.
A ello habría que sumar el cierre de videoclubs, que ha continuado (aunque a menor ritmo que en años anteriores). Así que, parte de dicho mercado (aunque es muy dificil cualificar), que debía ser contabilizado en el canal del alquiler, ha trasladado sus números al de venta.
De igual manera creemos que, una parte (nuevamente difícil de cuantificar) de este importante aumento del producto HD en el mercado de venta, se ha debido a las compras que los videoclubs han hecho de títulos en Blu-ray en ese canal. Y por dos razones: por el ahorro en el precio final, y debido a la adquisición de títulos que no se editan para el alquiler en Blu-ray (sobre todo novedades), pero que si están disponibles en el de venta.
En cuanto al mercado digital, seguimos sin tener datos de UVE. Las únicas cifras fiables son las que audita GFK en una parte de las plataformas, que estiman el volumen total del mercado. Este dato, que incluyen los ingresos por alquiler, venta y suscripciones online, fue de 38 millones de € en 2014, un 42% más que en 2013, donde se valoró el mercado digital en 22 millones de €.
En definitiva, sea por la razón que sea, por primera vez en mucho tiempo, podemos ofrecer datos positivos de nuestro mercado. ¡Y es que crecemos! Nuestro deseo, como el de todos los profesionales que trabajan en él, es que se consoliden en 2015, comenzando así una senda de recuperación que, aunque lenta, signifique la rehabilitación de la industria videográfica en todos sus canales.