Viernes, 21 Noviembre 2014 10:18

La Coalición de Creadores promueve un proyecto educativo para concienciar a los menores sobre el respeto a la propiedad intelectual

Valora este artículo
(0 votos)

Las industrias culturales y creativas han puesto en marcha, a través de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, un proyecto educativo que, en su primera fase, ha consistido en impartir un taller interactivo en diez centros escolares de la Comunidad de Madrid. En él, más de mil alumnos de educación primaria, de entre ocho y diez años, se les ha explicado las consecuencias de la piratería de contenidos para el desarrollo de la cultura.

El objetivo consistía en concienciar a los alumnos sobre el respeto a la propiedad intelectual y el acceso responsable a los contenidos digitales. Y según la directora de la institución promotora del taller, Carlota Navarrete, éste ha sido un éxito, “Lo que –nos dice– debería hacer reflexionar a las instituciones sobre la necesidad de concienciar y difundir un mensaje más claro sobre la piratería y sus consecuencias”.

“Siempre hemos defendido –sigue diciendo– que promover, con la adecuada pedagogía, un cambio en las actitudes de las personas, podría ser el mejor complemento a un legislación adecuada y a una aplicación eficaz para erradicar la lacra de las descargas ilegales que asola desde hace años a las industrias de contenidos, y mina su oferta legal en Internet”.



La presentación pública del programa ha coincidido con el Día Universal del Niño de Naciones Unidas, y se suma a otras acciones ya realizadas desde el sector como las comparecencias de la Coalición en el Congreso y el Senado en materia de menores y redes sociales o la reciente jornada de videojuegos e infancia realizada con la Asociación para la Defensa y el Desarrollo de la Adolescencia y la Infancia (ADDAI).

El taller, designado con el nombre de “Defiende nuestra cultura”, plantea situaciones cotidianas respecto a la relación de las personas con los contenidos que se analizan, con presentaciones audiovisuales, fichas didácticas y preguntas. Según afirman los promotores, “La interacción con los alumnos fue clave para que los niños descubrieran la gran cantidad de personas involucradas en la creación cultural y empatizasen con los numerosos oficios de las personas creadoras de la cultura".

Aunque un 94 % de los alumnos asistentes afirmaban que es muy importante defender la cultura, más del 70% desconocían el daño que hace la piratería a los creadores de productos culturales y de ocio. Sin embargo, casi el 98%, consideraba que los piratas son “el enemigo de la cultura”. Por otro lado, más de la mitad de esos mil alumnos (el 57%) desconocían que trabajase tanta gente en la industria cultural.

Entre las conclusiones más relevantes del proyecto piloto, destacan el uso intensivo de internet que hacen los niños en España (más del 82% declara escuchar música, ver dibujos animados, etc.), así como el profundo desconocimiento que existe entre los alumnos de primaria respecto a cómo afectan los accesos ilícitos a los creadores de productos culturales y de ocio (más del 70% desconoce el daño que hace la piratería a nuestra cultura).

Llama la atención que, en ocasiones, además de los propios alumnos, han sido los profesores los que afirman que ellos también han aprendido con el taller la importancia de proteger la cultura y los daños que ocasiona la oferta ilícita. Estos resultados están en línea con los datos del último Observatorio de la Piratería, según los cuales más de un 20% de los encuestados cree que cuando accede a contenidos pirateados no está perjudicando a ninguna industria, o considera que se puede hacer porque no tiene ninguna consecuencia.

“Todo ello –afirma Carlota Navarrete– evidencia la ausencia de un mensaje claro a los ciudadanos por parte de los poderes públicos y la cada vez mayor necesidad de programas educativos que ayuden a concienciar a los niños españoles. Y añade: “El éxito que ha obtenido este proyecto nos hace reflexionar sobre la gran trascendencia que tiene la apuesta por un mensaje claro desde las instituciones, que en otras materias como el reciclaje o la seguridad vial ha funcionado con excelentes resultados”.

“Un esfuerzo en concienciación de los poderes públicos y del sector a lo largo de todo el ciclo educativo –sigue diciendo la directora de La Coalición– puede reportar grandes beneficios en los hábitos de las futuras generaciones. Desde hoy queremos asumir el compromiso de trabajar con las asociaciones  especializadas y la administración para convertir la experiencia piloto en un proyecto de regeneración de los valores sobre nuestra cultura y la propiedad intelectual en el ámbito digital”.

En este sentido, La Coalición estudia la creación de una mesa de trabajo donde los sectores implicados –creadores e infancia–, puedan perfeccionar el desarrollo de futuras campañas de concienciación a nivel nacional, y contribuir a fomentar el respeto a la cultura desde el uso ético y responsable de internet.