Martes, 19 Noviembre 2013 09:50

El Festival de Mediometrajes de Valencia termina con aumento de público

Valora este artículo
(0 votos)

fuegoCerró La Cabina, pero no para siempre y con López Vázquez dentro, sino solo hasta el próximo año. Este Festival Internacional de Mediometrajes (llamado así en homenaje a la célebre obra de Antonio Mercero) ha concedido el Primer Premio a "Fuego" (Thibault Piotrowski, Francia, 2012), mientras que el del Público fue para "Aya" (Mihal Brezis/Oded Binnun, Israel, 2012). El primero de ellos se llevará los 600 euros con que el certamen, organizado por el Aula de Cine de la Universitat de Valencia, gratifica al vencedor. Un acicate que se suma a la proyección pública de estas obras tan escondidas, en un año en el que la asistencia al público ha subido un 25%, según cifras de la organización.

La Cabina cumplía su sexta edición con la intención de dar cobertura a este formato un tanto desaprovechado, a mitad de camino entre el "largo" y el "corto". Un campo abierto para la experimentación de las formas y el lenguaje cinematográficos. Así lo entendió el jurado, compuesto el cineasta Gabriel Ochoa, la crítica de cine Eva Peydró y la teórica Rebeca Romero, que se decidió por "Fuego", una obra sobre la infancia a medio camino entre la ciencia ficción y el drama. Así justificaban su decisión, en la ceremonia del pasado 17 de noviembre: "Es una historia fascinante que nos había atrapado a cada uno de muy distinta manera. Tiene la personalidad y el riesgo que pedía a gritos este premio”.

aya"Fuego" (cuya duración es de 40 minutos) aborda el particular universo de tres niños que viven solos en una casa. El mayor de los tres, un joven genio que antepone el progreso de la ciencia a cualquier cosa, trabaja en un cohete espacial como muestra de amor a su vecina Louise. El mediano de los hermanos es un amante de los animales y todas las mañanas se adentra en el bosque para evitar que los cazadores los capturen. Inspirado por el programa de televisión "Aventures Scientifiques" y buscando la manera de comunicarse con los animales del bosque, decide usar la telepatía. La pequeña niña que los acompaña se mantiene en silencio, como Lewis el conejo. Ambos observan todo desde la distancia, sin comprender muy bien qué ocurre, pero no permanecerán del todo ajenos a los experimentos del mayor. La ausencia de adultos hace de esta historia un cuento poético, donde la escasez de recursos técnicos contrasta con la inquietante trama y la desbordante imaginación de su autor, que dota a la cinta de una atmósfera vanguardista y un tanto siniestra.

El Palmarés completo del VI Festival Internacional de Mediometrajes de Valencia, La Cabina, fue:

Mejor mediometraje:
"Fuego" (Feux, Thibault Piotrowski, Francia, 2012)

Premio del público:
"Aya" (Mihal Brezis/Oded Binnun, Israel, 2012)

Mejor guión:
Leonid Prudovsky, por "Welcome and our condolences" (Leon Prudovsky, Israel, 2012)

Mejor dirección:
Christophe Loizillon, por "Amanecer" (Petit Matin, Francia, 2013)

Mejor actriz:
Léa Drucker, por "Antes que perderlo todo" (Avant que de tout perdre, Xavier Legrand, Francia, 2012).

Mejor actor:
Swann Arlaud, por "Lazare" (Raphaël Etienne, Francia, 2013).

Mejor música:
Samuel Laflamme, por "Tras el castigo" (Après la peine, Anh Minh Truong, Canadá, 2012)

Mejor fotografía:
Vincent Biron y Luc St-Pierre, por "Tras el castigo" (Après la peine, Anh Minh Truong, Canadá, 2012)