Jueves, 20 Noviembre 2014 08:39

La Audiencia de Valencia ordena el cierre de 7 páginas piratas, entre ellas bajatetodo, solodvdrip y bajateanime

Valora este artículo
(1 Voto)

La Audiencia Provincial de Valencia acaba de ratificar la condena impuesta meses atrás por el Juzgado de lo Penal 4 de Castellón, la cual sancionaba en costas al acusado, D.L.M., administrador de las webs: bajatetodo, bajateanime, solodvdrip, bajartodogratis y hasta 7 páginas con denominaciones similares e “ilustrativas” de su tarea en la web.

En la causa estaban personadas La Federación Antipiratería, FAP (en nombre de de las compañías de cine  y de ADESE, asociación que reúne a las empresas de videojuegos) y PROMUSICAE, defensora de los derecho de las de música.

Según expertos jurídicos de FAP, “Los argumentos de la sentencia son muy positivos y se suman a las anteriores de este 2014, condenando a los titulares de páginas de enlaces por considerar que su actividad es un acto de comunicación pública encardinable en el artículo 270 del Código Penal”. En efecto, distintos Juzgados y Audiencias Provinciales han ratificado condenas similares a lo largo del año para los responsables de crackmanworld, subnet, divxonline.info y bajatetodo.com.

“La sentencia –sigue diciéndonos nuestra fuente de FAP– está muy fundamentada y cita todos los antecedentes que en torno a la vulneración de la propiedad intelectual se han dado hasta el momento. Alude igualmente a la sentencia europea del Caso Svensson para confirmar que dar acceso a un número indeterminado y considerable de destinatarios a contenidos protegidos mediante enlaces que se pueden pulsar, es una comunicación al público”.

Además de avalarse en el Caso Svensson, la Audiencia Provincial de Valencia se apoya así mismo en un número cada vez mayor de sentencias que se han ido obteniendo tras las numerosas demandas realizadas por las asociaciones citadas y por otras, en las cuales los magistrados dejaban muy claro que enlazar es un acto de puesta a disposición”.



“El apelante –se lee en la de Valencia– permitía a los usuarios que desde su propia página web, obtuvieran una copia no autorizada de obras intelectuales amparadas por derechos de la propiedad intelectual, entendiendo que el mecanismo técnico que lo permitía no excluye su responsabilidad penal dado que en su condición de administrador de la página web podía decidir en cualquier momento eliminar los links” Y también que “Los enlaces estaban estructurados, ordenados y clasificados por contenidos”.

La sentencia hace referencia a las distintas resoluciones contradictorias que se han producido en torno a este tema, apoyándose especialmente en la de la Audiencia Provincial de Vizcaya de 27 de septiembre de 2011, para concluir que “Lo fundamental para que se produzca la comunicación pública es que cualquier persona, y desde el lugar y en el momento que ella elija, pueda acceder a la obra y no tanto que la página en cuestión aloje los archivos que contienen la obra protegida”.