Lunes, 16 Diciembre 2013 11:51

Ha muerto a los 96 años Joan “Rebeca” Fontaine

Valora este artículo
(0 votos)

Ha muerto Joan Fontaine o si quieren “Rebeca” Fontaine, que tanto monta, pues tras interpretar en 1940 la famosa película de Alfred Hitchcock, “Rebeca”, en España y en otros países, se le empezaría a llamar así. Y en todas las películas que llegaron después –al año siguiente, el maestro del suspense, la eligió de nuevo para encarnar a su Lina de “Sospecha” (por el que conseguiría el Oscar)–, el público, cuando la veía en la cartelera, la evocaba diciendo “Es Rebeca”, “Sí, Rebeca”, “La protagonista de Rebeca”. Joan Fontaine era un seudónimo, ya que en realidad había nacido (circunstancialmente en Tokio) el 22 de octubre de 1917 como Joan de Beauvoir de Havilland, lo que la convertía en hermana menor de otra reina de la interpretación de Hollywood: Olivia de Havilland. Pues bien, Joan “Rebeca” Fontaine acaba de fallecer casi centenaria: con nada menos que 96 años en la ciudad de Carmel, California, precisamente la localidad donde reside Clint Eastwood y en la que ejerció de Alcalde durante bastantes años.

¿Rival de su hermana (por cierto, Olivia sigue viva, con 98 años)? El márketing de Hollywood quiso enfrentarlas profesionalmente en más de una ocasión, aunque sin ocasionar enfados, pues ambas tenían una personalidad lo suficientemente marcada en sus  respectivas carreras: Olvia, inicialmente, como la compañera de aventuras de Errol Flynn en numerosas películas; y Joan como la actriz sensible y de aire romántico de títulos como los mencionados de Hitchcock; aquel donde da vida a Jane Eyre en “Almas rebeldes” (1943) de Robert Stevenson o el más pasional de Rowena en “Ivanhoe” (1952) de Richard Thorpe. Ambas hermanas pasan a la historia del Séptimo Arte por esas producciones y –la hermana mayor–, además, por encarnar a Marian en “Robin de los bosques (1938) de Michael Curtiz y a la Melanie Hamilton de “Lo que el viento se llevó” (Victor Fleming, 1939). Podemos aprovechar la ocasión de su óbito, viéndola “viva” en nuestro televisor de casa gracias a algunas interpretaciones que podemos encontrar en DVD (ver cuadro).