Lunes, 14 Octubre 2013 09:41

"Grand Piano", otro estreno internacional con aroma español

Valora este artículo
(0 votos)

No es el primero ni será el último de este año. "Grand Piano" (Paramount) se estrena en cines este 25 de octubre y es un nuevo título que entremezcla talentos y capitales extranjeros y españoles. Eugenio Mira ("Agnosia") dirige este "thriller" que se echan a sus espaldas Elijah Wood y John Cusack. Mañana martes se preestrena en el cine Capital de Madrid, a partir de las 20:00h.

El dinero lo ponen empresas nacionales: Nostromo Pictures, Antena 3 Films, Telefónica Producciones y Nostromo Canarias 1 AIE; y como productores aparecen Adrián Guerra y Rodrigo Cortés, que ya colaboraron en "Buried". Se ha rodado en localizaciones de Barcelona, Gran Canaria y Chicago, en Estados Unidos. Wood interpreta a un talentoso pianista que deja de ofrecer conciertos debido a su miedo escénico. Años después de una interpretación aciaga, reaparece ante el público en un esperado concierto en Chicago. Con el teatro abarrotado y ante el público expectante, encuentra un mensaje escrito en la partitura: "Si fallas una sola nota, morirás". El joven músico debe descubrir, sin abandonar el escenario, cuáles son los motivos del francotirador anónimo para amenazarle y conseguir ayuda sin que nadie se dé cuenta.

La película trancurre casi en su totalidad en un teatro. Elijah Wood pone las manos del pianista, ya que de pequeño recibió clases. Para "Grand Piano" contó con un profesor a lo largo de toda la preparación y en el mismo rodaje, ya que había partes casi inejecutables incluso para pianistas profesionales. De hecho, el propio guion denomina a una de las piezas fundamentales en la película (La Cinquette) como "la pieza imposible", ya que contiene fragmentos técnicamente inejecutables en la realidad. Un plató en Barcelona acogió la construcción del escenario, las primeras seis filas de butacas y dos palcos, creando así un decorado inmenso. Por su parte, las tomas del público del teatro se rodaron en las Islas Canarias y luego se realizó un trabajo de multiplicación digital que crea la ilusión de un teatro abarrotado con 4.000 asistentes.

Eugenio Mira, quien creció en su cinefilia con los trucos de magia de Steven Spielberg, Robert Zemeckis, Brian de Palma y, por supuesto, de Alfred Hitchcock, ha expresado sobre su película: "Después de leer el guion, la primera película que me vino a la mente fue "El hombre que sabía demasiado", de Hitchcock, principalmente por su increíble escena final en el auditorio. La música, la disección precisa de tiempo y espacio, James Stewart haciendo esto, Doris Day viendo lo otro, el pistolero comprobando la partitura, esperando el momento justo para disparar al embajador... Puro cine. De repente, me di cuenta que a partir de la página 20, "Grand Piano" se convertía en una única y ENORME escena que crece y crece en tensión como una gran bola de nieve rodando cuesta abajo hacia un autobús lleno de niños discapacitados. Conformada por grandes pedazos de tiempo real entrelazados por casi imperceptibles elipsis, nuestra película se acerca más a "La soga" que a "La jungla de cristal" en un auditorio".