Jueves, 08 Mayo 2014 12:18

España seguirá vigilada por la IIPA por su persistente piratería

Valora este artículo
(2 votos)

El Gobierno español, y más concretamente, los responsables del Ministerio de Cultura, han recibido con satisfacción la noticia de que la IIPA (International Intellectual Property Alliance), no incluirá finalmente a España en la lista negra de países más piratas del mundo. Sin embargo, tal como ya habíamos informado, ha sido incluida en solitario en la categoría Out-of-Cycle Review, es decir en el apartado de naciones a las que hay que vigilar por si no cumplen las promesas de eliminar antes de finales de año la piratería en su territorio.

Fuentes del Office of the United States Trade Representative (USTR) –organismo oficial estadounidense, encargado de recomendar al IIPA los países que deben ir en la lista de los territorios más piratas del mundo, también conocida por la lista 301– han informado a tmv que “El Gobierno de Estados Unidos confía en el compromiso adquirido por el Gobierno español de que la piratería en internet estará controlada antes de finales de este año. Valoramos positivamente que en el Parlamento español se encuentren en vía de tramitación dos leyes muy importantes contra la piratería, como son la Ley de Propiedad Intelectual (LPI) y el Código penal (CP). Cuando se apliquen, protegerán a las industrias culturales para que puedan desarrollar un negocio próspero sin piratería. De esa manera, España pertenecerá al grupo de naciones donde se garantizan los derechos de propiedad intelectual”.



 

Lo que no ocurre en estos momentos, pues en España la piratería sigue campando a su gusto, como lo ha mostrado el estudio GFK-La Coalición de Creadores, publicado recientemente y del que estrenosdevideo.com ofreció las principales conclusiones. Es cierto que nuestro Gobierno ha prometido de manera firme a las autoridades norteamericanas que esa protección será una realidad nada más aprobarse las dos leyes antes mencionadas. Sin embargo, hay reticencias importantes en el sector audiovisual sobre las promesas de nuestro Gobierno, habida cuenta de que ni este (del PP) ni los anteriores (del PSOE) han cumplido sus promesas de acabar con la piratería.

 “La Ley de Propiedad Intelectual bastaría para garantizar los derechos de las industrias culturales”, nos dice el responsable de una distribuidora con sede en Los Ángeles. “No hay que esperar a que se apruebe el Código Penal –añade la misma fuente–. La LPI y su aplicación inmediata bastaría para limpiar la red de sitios piratas”. El mosqueo –por aplicar un término muy parecido a lo que siente todo el mercado–, se encuentra ya no en el tiempo que tardarán en aprobarse ambas leyes (la primera seguramente estará lista a finales de verano), sino en la voluntad que tenga el Gobierno para aplicarlas. La experiencia obtenida con la LES y la Comisión de Propiedad Intelectual, hace predecir malos augurios. Aunque nunca se sabe: a lo mejor esta vez suena la flauta… En Washington y Los Angeles (sede de Hollywood) es lo que aguardan. Un engaño más traería graves consecuencias para España en el terreno comercial.

Para que el gobierno norteamericano haya recomendado que nuestro país esté fuera de la 301 (a pesar de ser en estos momentos el más pirata de la Tierra), las garantías ofrecidas por el Gobierno de Rajoy han debido ser muy creíbles. Hasta hace poco, las autoridades de Washington  tenían claro que las de Madrid eran poco de fiar en el tema de los derechos de autor. Incluso se habían sentido irritadas por ser engañadas varias veces en el pasado con las promesas positivas de acabar con la piratería. Esas garantías, por lo que ha podido saber estrenosdevideo.com, le habrían sido transmitidas al propio Vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien en el pasado había tenido una relación muy estrecha con la USTR y la industria de Hollywood. Nuestra propia embajada en Washington le ha reiterado por activa y pasiva al Vicepresidente y a su entorno que con la LPI se va a reducir de forma drástica la piratería, y que el Gobierno al que representa la va a aplicar nada más aprobarse por el Parlamento.

La valoración del Director General de la oficina española de la Federación Antipiratería, José Manuel Tourné, pasa por la convicción de que, esta vez, el Gobierno cumplirá su compromiso de acabar con las descargas ilegales en este año. Aunque también muestra ciertas dudas sobre su aplicación, habida cuenta de la experiencia pasada. “El informe de la USTR  –nos dice– es una muy buena noticia, como lo es que habrá una revisión (fuera de ciclo) antes de finales de año para confirmar que se han adoptado las medidas que, desde el gobierno español, han prometido. No hay duda –sigue diciéndonos– de que el Gobierno está intentando mejorar la lucha contra la piratería, aunque por  ahora no lo haya conseguido. Los resultados recientemente publicados por el Observatorio Antipiratería, publicado por La Coalición, así lo muestran; los niveles de piratería en España son intolerables y la eficacia de las medidas tomadas hasta el momento muy escasa. Sin embargo, deseo creer en la buena voluntad que se vislumbra en nuestro Gobierno de acabar con la desprotección de los derechos de autor, y en ello parece que confía también la USTR”.