Miércoles, 02 Octubre 2013 07:35

Desciende la facturación de UVE en el primer semestre

Valora este artículo
(0 votos)


Como no podía ser de otra manera, teniendo como competidor el todo gratis que ofrecen las páginas webs de descarga ilegal, también durante el primer semestre de 2013 bajaron los ingresos de las compañías videográficas asociadas en UVE, tanto de alquiler como de venta, en el mercado físico, en comparación con igual periodo del año pasado. En porcentajes, la venta se llevó la peor parte, con un 28% menos de negocio, mientras que el alquiler lo rebajaba en un 19%. En euros significaba que dichas compañías habían dejado de ingresar algo más de 4 millones en el primer caso y casi 1,2 millones en el segundo. Las cifras exactas pueden verse en este enlace.


UVE es la sigla en la que encajan las Major de Hollywood. Y son a ellas a quienes corresponde el estudio del que hablamos. Exactamente incorpora a Paramount Home Entertainment, Sony Home Entertainment, Twentieth Century Fox Home Entertainment, Walt Disney y Warner Home Video. Todas ellas representan casi el 95 por ciento del negocio del home video en España, tanto físico como digital, sobre todo si se tiene en cuenta que Paramount distribuye el producto de otra Major, Universal, así como el de algunas pequeñas compañías independientes nacionales. En el caso de Sony recoge las cifras obtenidas con las ventas de eOne y otras editoras menores, al llevar su distribución.

Este mal negocio, podíamos decir, se vio reflejado igualmente en el número de unidades vendidas que descendió en casi 900.000 en el mercado de alquiler y algo más de 33.000 en el del alquiler. Como se puede entrever de los cuadros, la caída total en facturación, sumando el alquiler y la venta, supone un 13% con respecto al primer semestre de 2012, un 25% en unidades vendidas y un 28% en títulos editados. Conviene señalar que en esta comparación se fusionan, tanto en alquiler como en venta, las unidades y facturación obtenidas en el canal de Blu-ray.

Respecto a este último, se observa lo lejos que está este todavía formato de alta definición de igualar al DVD tradicional, siendo por ello aún bajas las facturaciones obtenidas en su distribución en videoclubs y tiendas de venta. Del mismo examen se puede percibir la distancia existente entre el número de lanzamientos que se hacen en DVD y BD, lo que indica que las compañías eligen cuidadosamente las películas que estrenan en este (que por lo general coinciden con los grandes títulos).