Miércoles, 11 Marzo 2015 13:09

La venta de películas y aparatos de televisión siguió cayendo en 2014, según GFK

Valora este artículo
(0 votos)

Un año más GFK nos manda su resumen anual con los datos casi cerrados al 100% de venta de “software” y “hardware” del pasado 2014. En estas cifras vemos cómo el mercado cae un 14% (aunque la estimación al cierre del 100% suavizaría la caída al 11%). Un dato mejor que el del año pasado, que marcó un descenso del 17% en el total del mercado.

Debemos, sin embargo, destacar el buen funcionamiento que ha tenido el cine en casa durante la última campaña de Navidad, con cifras bastante mejores de las que veníamos viendo en los últimos tiempos (ver tmv 225), con un descenso en las ventas de apenas un 8%. Otro dato destacable sobre las cifras auditadas por GFK, es el que ya adelantaba tmv el pasado mes de febrero en el reportaje sobre los lanzamientos de venta..

En él hablábamos de la tendencia al estancamiento del formato Blu-ray. Si vemos la evolución de los últimos tres años, su peso solo ha variado 6 puntos, pasando de un 26% en 2012 a un 32% en 2014. Parece que el formato físico en alta definición no acaba de despegar en nuestro país y dejar atrás al DVD.



Por el contrario, a día de hoy, según las cifras de GFK, el Blu-ray comienza a comportarse de igual manera que el DVD lo viene haciendo en los últimos años, es decir con una tendencia a un descenso moderado en las ventas. En 2014, según GFK, éstas alcanzaron los 30.178.545 de euros, retrocediendo a valores de 2011.

En el año auditado, lo que mejor se comporta son las series y packs de temporadas completas, los cuales solo sufren una caída del 4%, casi 6 puntos menos que en el año anterior. Y también se suaviza la caída de nuevos lanzamientos, gracias al cine infantil, con “Frozen” a la cabeza. Algo que no ocurre con las series para los más pequeños, que continúan a la baja.

Cambiando de tercio, es decir centrándonos ahora en el “hardware”, si tenemos en cuenta que, según GFK, en 2013 se habían vendido 870.000 reproductores de BD, y en 2014, 1.070.000, los aparatos de este formato que pasaron a manos del consumidor el año pasado sumaron 200.000. No están incluidos, sin embargo, ni la Play Station 4 ni la Xbox One, que también contienen reproductores Blu-ray, porque sus propietarios no utilizan dichos dispositivos para ver películas.

Estos datos nos confirman lo que antes decíamos del débil tirón del BD entre los consumidores españoles, y de que no acaba de despegar la venta de reproductores en alta definición. Lo cual está íntimamente ligado al estancamiento que hemos visto en la venta de películas para dicho formato. Y que prevemos que será la tónica de, como mínimo, los dos próximos años.

Algunos “gurús” de este mercado vaticinan que el Blu-ray será el último formato físico del que dispondrá el consumidor. Qué pena, si esto fuera verdad, ya que los aficionados del futuro no tendrán posibilidad de poseer su película favorita en la estantería para verla cuando quiera. El usuario quedará en manos de las plataformas de distribución de contenidos por internet.

Esta apuesta total por el contenido digital a medio plazo, tampoco se contempla reflejada en nuestro país en la venta de televisores con conexión a internet. Según los datos de GFK, sólo el 40% de los televisores adquiridos en España durante 2014 fueron Smart TV. Y, a día de hoy, de ese 40 %, sabemos que el porcentaje de los que están conectados a internet es bastante bajo.

Está claro que la distribución por internet de películas ha llegado para quedarse, pero ya sea por la piratería, por la barrera tecnológica (muy complicada todavía para bastantes usuarios españoles, tanto en el manejo de televisores como en su conectabilidad a la red), o por el gasto económico que supone en tiempo de crisis, la distribución “online” está todavía por alcanzar una aceleración razonable en España.

Y eso que hasta el poderoso Google va a desembarcar este año en nuestro mercado con Android TV para SmarTV. Software que ya viene instalado en los nuevos televisores de Sony y Samsung, entre otros.

En este sentido tenemos otro dato interesante que nos proporciona GFK: el número de Set-Top-Box vendidos desde 2009. Hablamos de esos discos duros que se conectan al televisor y que permiten al usuario enlazar a un gran número de aplicaciones web (entre ellas las de descarga de contenido legal).

Muchos de los que nos van a llegar durante 2015, tendrán instalado el sistema operativo de Google, al igual que las televisiones de las que hablamos. Y, por supuesto, en él están incluidas las aplicaciones de VOD del gigante informático norteamericano.
En cuanto a las películas más vendidas, según GFK, durante el pasado año (cuadro de la derecha), hay que hacer mención especial al título de animación de Disney “Frozen. El reino del hielo” (Chris Buck y Jennifer Lee, 2013), ya que ha batido todas las expectativas que se pudieran imaginar. A día de hoy, las ventas rondan las 220.000 unidades y Disney confía en sumar otras 25.000 hasta la semana 52. No son las cifras de otras épocas, pero vienen a corroborar que el mercado está todavía muy vivo, y que los clientes todavía consumen películas en sus casas.

En segundo lugar nos encontramos con la saga por excelencia de los últimos tiempos: “El Hobbit: la desolación de Smaug” (Peter Jackson, 2013). Y en el tercer puesto no podía faltar el fenómeno del cine español del año pasado (y de los últimos tiempos): “Ocho apellidos vascos” (Emilio Martínez Lázaro, 2014) que tras su triunfo en la gran pantalla, también ha dado buenos resultados en el Home Entertainment con más de 82.000 unidades vendidas.

Del resto del TOP 10 GFK, podemos sacar la conclusión de que 2014 ha sido el año de la ciencia ficción y los superhéroes. De los diez títulos más vendidos, únicamente la citada cinta española no es de ese género. Esto nos lleva a dar por buena las reflexiones de los gurús de Hollywood que, año tras año, dan prioridad para realizar sus grandes inversiones a producciones de este tipo frente al cine de comedia o drama.
En cuanto a las series, repite en el primer lugar la saga épica de fantasía “Juego de tronos” en su tercera temporada. Pero queremos destacar cómo, por primera vez desde que publicamos este estudio, se cuelan tres series españolas entre las más vendidas de 2014: la primera temporada de “El tiempo entre costuras” que se coloca en segunda posición, “Isabel” (temporada 3) y “El Príncipe” (temporada 1), en cuarto y octavo lugar respectivamente.

Es un reflejo de la apuesta de la migración de producción audiovisual española del cine a la televisión, que se viene acentuando estos últimos años. Apuesta que, visto los números, podemos decir que está siendo refrendada por el publico nacional, tanto en las audiencias de cada semana en la pantalla pequeña, como en las cifras de ventas en sus formatos físicos.