Miércoles, 29 Octubre 2014 13:16

Artistas, autores, editores y productores piden a los diputados “votar en conciencia” y rechazar la Ley de Propiedad Intelectual

Valora este artículo
(0 votos)

Los presidentes de todas las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual, en representación de artistas, autores, editores y productores, reunidos en ADEPI (Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual), ha enviado una carta a los diputados y diputadas del PP en las que les pide “votar en conciencia” y rechazar la LPI.

“Este jueves (por mañana) –empieza diciendo el escrito–, en el Congreso de los Diputados se someterá a votación el Proyecto de Ley de modificación parcial del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, coloquialmente conocida como “Ley Lassalle”. Dado que como diputado no está sometido a mandato imperativo alguno, queremos trasladarle un último mensaje de los artistas, autores, editores y productores para que antes de emitir su voto pueda, en conciencia, valorar el sentido del mismo”.

“La reforma que está a punto de aprobarse –sigue diciendo–, que fue promovida por la Secretaría de Estado de Cultura, perjudica gravemente a un sector en una situación crítica y que sólo en 2013 perdió 25.000 puestos de trabajo, según datos del propio Gobierno. Un sector que tiene un peso muy relevante en nuestro PIB, cercano al 4 % también según datos oficiales, pero que, a diferencia de lo que ocurre en muchos países de nuestro entorno, no está aprovechando el tirón de la gran oferta cultural y todas sus potencialidades para crecer de modo sostenido; más bien todo lo contrario”.



“Cuando la ley entre en vigor reducirá cientos de miles de salarios de profesionales del sector cultural, al recortar arbitrariamente sus derechos; dificultará gravemente la gestión de los mismos, estableciendo una serie de criterios que favorecerán a los usuarios en detrimento de los legítimos titulares de derechos; y no aportará soluciones eficaces en la lucha contra la piratería. Además, nos alejaremos de los mejores estándares y prácticas de protección de propiedad intelectual internacionalmente establecidos”.

“Su aprobación definitiva supondrá, sobre todo –añade–, un claro mensaje del Parlamento a los futuros creadores para que abandonen el camino de la creación o abandonen España y busquen refugio en países donde se mantiene la apuesta por la cultura como innovación y como industria.  Los directores de cine, compositores, coreógrafos,  escritores o artistas ya encuentran más respeto y más incentivos en Francia, Inglaterra, Alemania o Estados Unidos que  en su propio país, España, pese al potencial de crecimiento cultural que nos da  una lengua hablada por más de 500 millones de personas”.

“Por último, no queremos obviar las consecuencias de la brusca ruptura del consenso político y sectorial con el que ha contado siempre la Ley de Propiedad Intelectual, y que por su carácter estratégico debería presidir cualquier proyecto para modificarla”.

“Creemos –concluye la carta– que el Congreso de los Diputados no puede ni debe convertir la aprobación de esta lamentable reforma en un mero trámite, y le solicitamos respetuosamente que el sentido de su voto no sea un castigo a miles de profesionales, sino una apuesta firme por el futuro de nuestra cultura”.