Miércoles, 16 Julio 2014 10:47

A Contracorriente salva la cara de la taquilla en el segundo peor fin de semana de su historia

Valora este artículo
(0 votos)

Y lo ha hecho con su película “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”, dirigida por el cineasta sueco Felix Herngren, que ha recaudado más del 10 por ciento del total de la taquilla del pasado fin de semana: 270.000 € (2,44 millones para el total del resto de los estrenos del Top 10 en los tres días). Hace dos décadas, ningún distribuidor ni exhibidor español se atrevía a estrenar en verano. Contrariamente a lo que ocurre en Estados Unidos, donde los meses de junio, julio y agosto son excelentes fechas para estrenar lo mejor de su reciente producción, en España y en gran parte de Europa (sobre todos los países del Sur), el verano era tabú, simplemente porque el público se iba de vacaciones, hacía mucho calor para meterse en una sala (incluso, en las acondicionadas), prefiriendo los aficionados acolcharse en las terrazas de los bares.

Con la crisis económica, la subida del IVA de las entradas y el aumento de las descargas ilegales, las recaudaciones en los locales, en los videoclubs y en el “online” han caído en picado, ofreciendo cifras realmente dramáticas, como la del pasado fin de semana (para las salas) que como decimos, las estadísticas han colocado en el segundo peor de toda nuestra historia desde que se obtienen datos mecanizados. Otro elemento que ha contribuido a reducir los ingresos de la taquilla han sido los Mundiales de Fútbol, aunque la derrota temprana de España habrá influido en que las cifras no hayan sido más bajas aún.

Una cosa parece cierta: la película de A Contracorriente, a pesar de los calores que se avecinan, tiene posibilidades de rematar su paso por la taquilla superando el millón de euros de recaudación final, lo que sería un éxito para un título de una compañía independiente que se caracteriza por elegir muy bien las películas que compra y, en algún caso, gracias a ello, seleccionar el mayor pelotazo de la temporada y casi de la historia, lo que ocurrió hace 3 años con la producción francesa “Intocable” de Olivier Nakache y Eric Toledano.